Refuerzo intermitente y sueño

Hoy vengo a explicarte un concepto que muy a menudo se relaciona con el sueño de los peques, sobretodo en esos momentos en los que quieres cambiar algo como por ejemplo la forma en que se duerme.

El refuerzo intermitente es un término de la psicología conductista, que se refiere al hecho de premiar una conducta mediante unas recompensas que no se dan cada vez que se ejecuta una conducta, sino que se ofrecen a intervalos o de forma intermitente.

Así se consigue mantener la conducta a largo plazo, ya que estás expectante de que en un momento u otro vas a recibir la recompensa.

Los ejemplos más habituales en temas de sueño podrían ser:

– Terminar dándole pecho después de estar un rato intentando que se duerma de otra forma y no conseguirlo

– Llevártelo a tu cama cuando se despierta temprano o si esa noche estás muy cansada para insistir en que se quede en la suya

Ninguna de estas conductas está mal, al contrario, yo te recomiendo encarecidamente que no cambies NADA que te funcione ahora mismo, y si en algún momento sientes que quieres empezar a hacerlo de otra forma, la clave es la siguiente:

CONSTANCIA

En temas de sueño hacer algunas cosas “a veces” y no ser constantes con nuestra respuestas puede significar que finalmente termines reforzando la conducta que en realidad querías extinguir, provocando a la larga más problemas para lograr una mejora del descanso.

Entonces, ¿cómo hacerlo?

Los bebés aprenden a través de la repetición y la asociación de situaciones y respuestas.

Así poco a poco van interiorizando los pasos y qué se espera de ellos, siendo capaces de predecir qué va a ocurrir. Si tu bebé ya tiene 6 meses y quieres cambiar algún hábito de sueño, lo primero que tienes que saber es que vas a necesitar mucha constancia y paciencia; Los cambios tardan en consolidarse, y es normal que se queje al principio.

Acompáñalo con amor, contacto y cariño. No lo dejes llorar. 

Confía en ti y en él, los primeros días son intensos pero merecerá la pena.

Ten en cuenta que si no eres constante en tus respuestas le estarás enseñando justo lo contrario de lo que quieres.

Al recibir mensajes contradictorios puede acabar aprendiendo que tiene que llorar hasta que aparezca lo que conocían y cada vez será con mayor intensidad.

Lo importante es que sepas que estarás ahí si te necesita.

 

Por cierto, a veces hablar sobre refuerzo intermitente lleva consigo escuchar críticas que te llegan de todas partes.

Yo personal y profesionalmente creo que cada niño necesita una forma distinta de dormirse y que no todos tienen porqué necesitar lo mismo. Sin ir más lejos, yo duermo a la mayor con masajes e historias al oído y al pequeño simplemente estando a su lado, porque cada uno es distinto, y eso es lo bonito.

Hagas lo que hagas siéntete segura y a gusto con ello, sino te sientes así, es que esa técnica no es para ti. Y así con todo, que para eso eres su madre 🙂 ¿no?

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies

SI QUIERES QUE TE AYUDE A MEJORAR EL SUEÑO DE TU HIJ@ Y TU BIENESTAR EMOCIONAL RELLENA EL SIGUIENTE CUESTIONARIO Y ME PONDRÉ EN CONTACTO CONTIGO