QUEREMOS CENAR FUERA, ¿QUÉ HACEMOS CON EL SUEÑO DE NUESTRO HIJO?

Se nota que con el buen tiempo llegan las ganas de salir más porqué muchas de vosotras me preguntáis cómo hacerlo si vais a cenar fuera.

Hay niños que simplemente se acuestan más tarde y ya está, un día es un día.

No obstante, si no tienes esa suerte, este post te interesa.

En él te cuento paso a paso para que afecte lo menos posible, así que guárdalo para cuando lo necesites.

A mi me encanta llegar a casa con ellos en brazos, dormidos, en pijama y listos para dejarlos en la cama 💛  ¿y a ti?

RESPETA EL HORARIO

Lo ideal si no quieres tener una cena movidita con un niño de mal humor, irritable y con sueño es procurar que se duerma en su horario habitual.

Eso no quiere decir que se tenga que dormir en casa y que no podáis salir, sino que simplemente tengáis en cuenta a qué hora se duerme normalmente para calcular hacia qué hora estará dormido para poder ir al restaurante o al bar con calma y sin tensión.

 

SIGUE EL RITUAL

Cuando llegue la hora habitual de empezar el ritual de antes de acostarlo hazlo con normalidad.

Ponle el pijama, dale el pecho o lo que sea que hagas habitualmente, excepto con la diferencia de que esta vez no lo vas a dejar en la cuna sino que lo dejarás directamente en el carrito o en la mochila de porteo.

 

RECREA SU AMBIENTE

Si duerme siempre con un peluche, un doudou, una mantita o un chupete en particular, dáselo para que esté lo más a gusto posible y asocie el momento con la hora de ir a dormir, igual que lo hace cuando se duerme en casa.

Si puedes baja la capota para que tenga un poco menos de luz.

 

ANTES DE SALIR

Una vez lo tengas en el carrito o la mochila no tardes en salir, tenlo todo preparado para empezar a moverte justo en el momento que lo dejas.

El movimiento los calma y si tardas mucho es posible que empiece a quejarse y te cueste mucho más que luego se quede dormido, que es tu objetivo principal.

La idea es que se duerma antes de llegar al restaurante, si hace falta da una vuelta extra hasta conseguirlo.

 

DURANTE LA CENA

Mientras estáis en el restaurante procura que esté en un lugar resguardado, sin mucho ruido y sin corrientes de aire, si hace falta tápalo con una muselina.

Quédate cerca por si te necesita, puede que simplemente quiera ver que estás ahí para poder seguir durmiendo.

Si se despierta no te desesperes. Puedes probar de pasearlo un poco pero no te pases todo el rato intentándolo. Llévatelo a la mesa y disfruta. Ya dormirá.

 

AL VOLVER A CASA

Tanto si está despierto como dormido, lo ideal sería hacer en el restaurante el cambio de pañal y darle una toma de pecho o de biberón para asegurarte que al llegar a casa lo único que tienes que hacer es tumbarlo en la cama y cruzar los dedos para que no se despierte.

Si se despierta acude rápidamente para que no termine desvelándose y te puedas acostar tú en breve.

¿Cómo lo ves, lo has probado? ¡Te leo en los comentarios!

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies

SI QUIERES QUE TE AYUDE A MEJORAR EL SUEÑO DE TU HIJ@ Y TU BIENESTAR EMOCIONAL RELLENA EL SIGUIENTE CUESTIONARIO Y ME PONDRÉ EN CONTACTO CONTIGO