PROPUESTAS DE RITUALES PARA ANTES DE IR A DORMIR

Habrás notado que insisto bastante en la necesidad de diseñar un ritual para antes de acostar a los niños, tanto por la noche como para las siestas.

Esto es así porque no podemos pretender que nuestros peques pasen de 0 a 100 y de repente cuando a nosotros nos parezca que ha llegado la hora de ir a dormir dejen de jugar y ya se relajen y se duerman.

Necesitamos crear un ambiente tranquilo y relajado, que les permita anticipar qué es lo que va a ocurrir a continuación, para poder ir bajando revoluciones y que vayan entendiendo que se acerca la hora de dormir.

Si lo hacemos así, progresivamente, con calma y cariño, será mucho más fácil conseguir que se duerman de forma más o menos rápida y sin que el momento de ir a la cama suponga una lucha.

Lo más habitual respecto a los rituales del sueño para niños son los tres pasos típicos: Cena, bañera, cuento y a dormir. Y sí, esto está bien y te puede ser útil y suficiente, pero hoy vengo a proponerte darle una vuelta de tuerca a estos tres pasos. Vamos a intentar algo distinto que haga que el momento antes de acostarse sea un rato relajante pero a la vez un rato de complicidad entre padres e hijos.

Las ideas que voy a compartir a continuación son como siempre meras orientaciones y propuestas que puedes modular, cambiar y adaptar según la edad de tu hijo, sus gustos y vuestro estilo de crianza.

Lo importante es encontrar aquello que os guste a todos y que haga que tengáis ganas de que llegue la hora irse a la cama.

Premisas a tener en cuenta antes de empezar cualquier ritual de sueño

> Todos, incluso los adultos, nos beneficiamos de una serie de rituales relajantes y predecibles antes de irnos a la cama, ya que nos ayuda a prepararnos física y psicológicamente para dormir.

> Las actividades que formen parte del ritual deben de ser tranquilas y reconfortantes. No es momento para hacer cosquillas, jugar con la tablet o contar historias de miedo, ya que conseguiríamos el efecto contrario y los estaríamos estimulando en vez de relajando.

> Procura que sean propuestas agradables para ellos y adapta el entorno poniendo una luz tenue y propiciando un ambiente acogedor y cálido.

> Para bebés mayores de 6 meses puedes introducir un “objeto de apoyo o seguridad” como puede ser su peluche favorito, que le va a servir para reconfortarse cuando se despierte a media noche.

 

Teniendo en cuenta todo esto ha llegado el momento de empezar a dar un poco de vidilla a vuestro ritual de sueño:

CANCIONES

Uno de los pasos típicos para antes de poner a nuestros hij@s a dormir es cantarles una canción, ya sea una nana o una canción que nos guste mucho. Es una actividad muy bonita y que a medida que los niños van creciendo puedes compartir con ellos cantando juntos la canción que más os guste.

Recuerda que si te suscribes a la newsletter te llegará un correo con un link a una lista de Spotify llena de canciones de cuna que seguro que te van a servir de inspiración. 

 

YOGA INFANTIL

El yoga está de moda y es probable que tú misma lo hayas practicado alguna vez, pero ¿Qué me dices de hacer una mini sesión de yoga con tus peques? No hace falta que sea una sesión larga, realmente con unos pocos minutos hay más que suficiente. 

Recuerda que el objetivo principal es que se relaje, por lo tanto nos centraremos en aquellas posturas que fomentan la respiración profunda y dejaremos para otro momento del día variantes como el acroyoga, el cual puede ser muy divertido practicarlo con los niños, pero no para el objetivo que ahora mismo tenemos entre manos.

A mi personalmente para yoga con niños me encantan las chicas de YOGIC. 

Te dejo el enlace a su canal de Youtube y a su Instagram, ¡Estoy segura que vas a encontrar un montón de inspiración para crear momentos yoguis con tus hijos!

 

ANIMALES

Los animales nos servirán para realizar un montón de juegos, tanto basándonos en su postura, como si nos centramos en su respiración, sus movimientos o los ruidos que hacen.

Te propongo dos variables de un mismo juego en el que nos fijaremos en la respiración y el tacto:

La serpiente

Mientras tu peque está tumbado en el suelo o en la cama pídele que si quiere cierre los ojos y respire lentamente, imitando la calma de una serpiente al arrastrase y realizando el sonido SSSSSS muy despacio y de manera suave. Cada vez puede intentar hacer las respiraciones más suaves y largas mientras tú le recorres el cuerpo acariciándolo de manera suave como si tu mano fuera una serpiente que se va moviendo muy lentamente por sus piernas, su espalda y su cabeza.

La abeja

En esta ocasión cambiaremos la S por un ruido que se parezca al zumbido de la abeja. Puedes empezar haciéndolo tú y que él te imite. Igualmente tumbado, mientras él respira profundamente y saca el aire por la boca haciendo el ruido del zumbido tú puedes ir tocándolo suavemente con un dedo desde los dedos de los pies hasta la cabeza, como dando pequeños saltitos con los dedos a modo de pequeñas picadas llenas de cariño.

El gato

Pídele a tu hijo que si quiere se ponga en la posición del gato de yoga, con la espalda curvada. En esa posición y siempre y cuando esté cómodo, pídele que empiece a respirar profundamente por la nariz y al sacar el aire por la boca lo haga con un MMMMMM. Mientras puedes acompañarlo con tus manos haciendo pequeños toquecitos por todo el cuerpo como si un pequeño gatito se hubiera colado en la habitación y se estuviera paseando por encima de su espalda.

Estos son solo tres animales a modo de ejemplo, pero elegid juntos qué animal queréis hacer y ¡Dejad volar vuestra imaginación!

 

COMPARTIR 3 COSAS QUE NOS HAN PASADO DURANTE EL DÍA

Si tu hij@ ya es un poco más mayor es ideal encontrar un momento antes de ir a dormir para charlar con él. A menudo durante el día parece que vamos escopeteados sin tiempo suficiente como para escucharnos actívamente y prestarnos atención. Por eso encontrar este ratito para hablar y compartir lo que nos ha sucedido durante el día es ideal.

Puedes empezar tú misma explicándole tres cosas que te han ocurrido durante el día y que te apetece compartir con él, ya sea porque te han hecho gracia, te han emocionado o te han hecho pensar. Luego llega su turno, pídele que te cuente qué tres momentos de su día le han marcado y quiere compartir contigo. Escúchale atentamente, no le interrumpas y si puede ser tened contacto físico mientras te lo cuenta. Puedes preguntarle cómo se ha sentido y si ahora volvería a hacer las cosas de la misma manera o cree que hubiera sido mejor hacerlo de una forma distinta. 

Anímale, te cuente lo que te cuente no lo minimices porque lo que a ti te puede parecer una tontería para él puede llegar a ser una verdadera preocupación. Aprovecha el momento para ayudarle a sacar la parte positiva de cada situación y que se sienta seguro y tranquilo, sabiendo que no lo vas a juzgar y que te lo puede contar todo.

Se trata de crear un momento de confianza y apoyo para fomentar el apego y que sepa que tú vas a estar ahí siempre, pase lo que pase.

Otra variable de la misma actividad podría ser encontrar tres cosas que han pasado durante el día de las cuales podríamos dar las gracias. 

 

MASAJES

Seguro que de bebé hicisteis algún intento de masaje infantil y con un poco de suerte incluso os funcionó. La verdad es que es una imagen muy idílica pero que no siempre es bien recibida por los bebés. No obstante, está bien fomentar el contacto físico y a medida que crecen se puede hacer de distintas formas.

En esta ocasión te propongo juntar una canción con un masaje. Lo puedes hacer con cualquier canción que te guste, pero te dejo una que a mi me encanta especialmente. 

Está en catalán pero la idea es simplemente ir poniendo los ingredientes de una pizza encima de la espalda del niño, amasar la masa y ponerla en el horno  para terminar comiéndonosla a  besos. Te dejo un enlace donde cantan la canción para que la tengas a mano.

 

CUENTOS DIFERENTES

Y finalmente llegamos al maravilloso mundo de los cuentos. Aquí me podría estar horas y horas hablando pero se haría esto muy largo, así que te voy a dejar 4 pinceladas y prometo hacer un vídeo enseñando distintas maneras de contar cuentos, más allá de con el típico libro.

También podemos contar cuentos en la piel, con piedras, con sombras, con personajes hechos con cucharas de madera, con linternas… en fin, con lo que se nos ocurra. 

El mundo de los cuentos y las historias es apasionante y da muchísimo juego así que estate atento que pronto te lo explico con más detalle.

Mientras, ¿Te animas a poner en práctica alguna de las propuestas que te he compartido hoy?

 

3 Comments
  • Noelia
    Posted at 14:25h, 24 marzo Responder

    Hola Nuria!! Quería ver el porque de esta situación.mi peque de 11 meses ayer durmió una horita por la mañana y casi unas 3 horas por la tarde. La cuestión es que a la noche cuando lo quise acostar se me ” cliso” pero a la voz de ya se despertó y no había quien lo durmiera hasta las 12 de la no he se tiro gateando, juagndo, levantándose y agachándose. No se si es debido a que está más activo y debería de quemar más, por así decirlo o que durmió demasiado. También lleva varios días que por la mañana no quiere dormir, es cierto que se dor.ia cuando salíamos a la calle pero llevamos dos semanas con muy mal tiempo y hemos salido poco.

    Un slaudo,
    Noelia

    • Núria Jorba
      Posted at 16:38h, 25 marzo Responder

      Hola Noelia,

      creo que tu peque está durmiendo demasiado de día, yo recortaría la última siesta a un máximo de 2 horas para que en total como mucho duerma 3 horas durante el día, así te aseguras que llega a la noche con suficiente presión de sueño.

      Saludos,

  • Noelia
    Posted at 14:26h, 24 marzo Responder

    Hola Nuria!! Quería ver el porque de esta situación.mi peque de 11 meses ayer durmió una horita por la mañana y casi unas 3 horas por la tarde. La cuestión es que a la noche cuando lo quise acostar se me ” cliso” pero a la voz de ya se despertó y no había quien lo durmiera hasta las 12 de la no he se tiro gateando, juagndo, levantándose y agachándose. No se si es debido a que está más activo y debería de quemar más, por así decirlo o que durmió demasiado. También lleva varios días que por la mañana no quiere dormir, es cierto que se dor.ia cuando salíamos a la calle pero llevamos dos semanas con muy mal tiempo y hemos salido poco.

    Un saludo,
    Noelia

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies