Cómo funcionan los ciclos del sueño infantil

Cuando unos padres empiezan a interesarse por cómo funciona el sueño de los bebés es porque están viviendo una situación que les gustaría cambiar y mejorar.

Realmente el primer paso para poder ayudar a nuestros hijos a dormir mejor es entender que su cerebro y su forma de dormir no es como la nuestra y por lo tanto tenemos que tener claro qué podemos esperar de ellos y qué no.

Tener unas expectativas poco realistas respecto a las horas que tiene que dormir nuestro hijo, cuánto rato puede dormir sin despertarse, el número de siestas que debería hacer etc. fomenta la frustración de los padres y la falta de paciencia. En cambio, si sabemos qué esperar sin caer en falsas esperanzas y somos realistas, va a ser mucho más fácil transitar de manera agradable por estos meses y disfrutar de ellos como nos gustaría.

El sueño adulto está formado por 5 fases de distinta profundidad entre ellas. A diferencia del sueño adulto, el sueño de los bebés hasta los 3 meses está compuesto únicamente por dos fases; la fase REM y la fase NO REM.

El sueño de la fase REM es más superficial, corto y agitado que en la fase NO REM en la que el sueño es más profundo, largo y reparador.

Así pues, durante los tres primeros meses de vida cuando un bebé está durmiendo va pasando de un sueño superficial a uno más profundo alternando ambas fases varias veces durante la misma noche.

En esta etapa los ciclos del sueño duran entre 45 y 60 minutos, y por lo tanto es normal que cuando el bebé tiene que cambiar de una fase a otra se despierte. Esto es así porque la naturaleza nos diseñó para que pudiéramos sobrevivir.

Un bebé tiene que comer a menudo y reclamar los brazos de su madre, ya que si desde el nacimiento fuera capaz de dormir 8 horas seguidas lo más probable es que como especie nos hubiéramos extinguido. Estamos hechos para sobrevivir en un entorno hostil y aunque ya no vivamos en los bosques rodeados de depredadores en búsqueda de crías indefensas esta manera de funcionar sigue estando en nuestro ADN.

Durante estos primeros 3 meses también es importante saber que nuestro bebé aún no se rige como nosotros por los ritmos circadianos, es decir, aún no distingue entre la noche y el día. Al no ser capaz de diferenciar entre ambas dormirá indistintamente a cualquier hora del día sin preocuparse si ya estamos de madrugada o son las 5 de la tarde. Simplemente irá alternando ciclos de sueño con ratos de vigilia, los cuales durarán aproximadamente una hora.

Poco a poco a partir de los cuatro meses de edad los bebés empiezan a integrar más fases del sueño para llegar a tener las 5 que forman el sueño adulto. Este aprendizaje no se hace de un día para otro, y necesitan tiempo para aprender a gestionar el cambio.

En ese momento poco a poco irán añadiendo nuevas fases y sus ciclos del sueño se empezarán a alargar para llegar a durar entre 90 y 120 minutos.

La dificultad viene en que habitualmente a la hora de pasar de una fase a otra y sobretodo al cambiar de un ciclo a otro todos sufrimos microdespertares. Para nosotros que ya tenemos práctica estos pequeños despertares no suponen ningún problema porque somos capaces de gestionarlos adecuadamente y volvernos a dormir sin ni siquiera desvelarnos. Ahora bien, para que un bebé sea capaz de enlazar una fase con otra y un ciclo con otro es necesario un poco de tiempo y paciencia.

Lo que acostumbra a ocurrir en esos momentos en los que se despierta es que el niño intenta volver a dormirse pero no lo consigue.

Si aún no ha aprendido a dormirse solito y acostumbra a necesitar ayuda externa para hacerlo, ya sean brazos, pecho etc. nos va a reclamar esa misma ayuda para volver a retomar el sueño.

Por eso si queremos fomentar que poco a poco nuestro pequeño vaya alargando las horas que es capaz de dormir “del tirón” es importante ir enseñándole a dormirse utilizando sus propios recursos.

Teniendo en cuenta todo esto, y sabiendo que los 4 meses es un momento importante en el desarrollo del sueño del bebé, ¿no es de extrañar que sea aquí cuando empieza la temida regresión de los cuatro meses, verdad?

Si crees que tu hijo está ahora mismo pasando por una regresión, no desesperes. Es duro, pero acostumbran a ser pasajeras.

Si quieres saber más sobre el tema de las regresiones, no te pierdas esto: PAUTAS PARA SOBREVIVIR A LAS REGRESIONES DEL SUEÑO

9 Comments
  • Esther Fernández Campos
    Posted at 20:53h, 11 mayo Responder

    Hola Nuria; me parece un post súper interesante. Mi bebé tiene 4 meses y medio y estamos en plena regresión, se nos ha juntado otro problema más que me tiene tremendamente frustrada y es que le doy leche materna exclusiva y el bebé se ha ( o le he, -mea culpa-) acostumbrado a dormirse con el pecho, cuando le pasó de mi regazo a la cuna se despierta con ansiedad buscando de nuevo el pecho, con la regresión no avanzamos nada porque se despierta varias veces y solo con pecho se duerme y al hacer el traslado a cuna , entramos en un bucle horrible. No sé por dónde empezar, porque quitarle el pecho y cambiarlo por biberones creo que no es buena solución, no se …a ver si puedes ( permíteme tutearte) darme alguna orientación porque , para él y para mí está siendo muy duro. Mil gracias de antemano! Un saludo. Esther y bebé Nico

    • Núria Jorba- Son Soneta
      Posted at 13:27h, 15 mayo Responder

      Hola Esther, gracias por tu comentario. Te he mandado un mail para contestarte con más detalle. Un abrazo

  • Ana Cañizares
    Posted at 09:48h, 12 julio Responder

    Hola Nuria, es un post muy interesante pero al leerlo no puedo evitar preguntarme cómo se enseña a un bebé a dormir ( o más bien conciliar el sueño) por si solo con sus propios recursos? Mi bebé está a punto de cumplir 4 meses y claramente lleva 1 semana con regresión del sueño. Por el día, se despierta 30 min después de haberse dormido y solo se vuelve a dormir en brazos para después dejarlo en la cuna. Por la noche,( con ruido blanco y música de nana) tiene múltiples despertares, pero no lo cogemos en brazos, simplemente le ofrecemos el chupete y le tocamos la carita para tranquilizar ( es nervioso). A veces funciona a veces no. Mi nivel de frustración es máximo ya que no sé qué hacer para facilitarle el sueño sin meter elementos adicionales. Se pone muy nervioso cuando quiere dormir y no puede. Sólo se duerme mientras come el biberón o en brazos con mucho esfuerzo.

  • Lucía Martinez
    Posted at 02:08h, 02 octubre Responder

    Hola Nuria! Tengo el mismo problema que Esther con la diferencia de que son gemelos y hacemos colecho así que si bien no se despiertan una vez que les doy pecho se siguen despertando varias veces en la noche. Durante el día se me hace súper complicado lo de las siestas, uno de los bebés si hace tres siestas de 1.30 a 2 horas ( y luego en la noche despierta cada 1 o 2 horas), pero el otro duerme como muuuucho una hora (y digo como mucho porque por lo general sus siestas duran 15- 30 minutos, aunque en la noche solo se despierta dos veces).

    • Núria Jorba- Son Soneta
      Posted at 09:22h, 08 enero Responder

      Hola Lucía,
      claro, en este caso se complica porque cada uno tiene sus necesidades, y tú no puedes dividirte. Aquí lo ideal mientras son tan pequeños sería poder tener un poco de ayuda para intentar que no se despierten mútuamente, y cuando ya sean un poco más mayores intentar enseñarles a ir más a la una en tema horarios, si necesitas ayuda en esto escríbenos y vemos cómo podemos ayudarte! Un saludo!

  • Esther Fernandez de los Rios
    Posted at 14:55h, 05 enero Responder

    Hola Nuria, gracias por tu post, y me siento tan identificada con los comentarios, con la diferencia de que mi bebé tiene tres meses!
    Yo quería pensar q estos cambios, esta necesitad de ayuda para dormir estaba siendo consecuencia de las Navidades: más gente, más descontrol… pero ya no sé qué pensar! Porque a pesar de su corta edad encaja con una regresión…
    Por la noches cada hora y media se despierta y solo concilia con la teta, yo me hecho la culpa pero si intento dejarlo en la cuna o dejarlo con nosotros sin teta, el desconsuelo es horroroso, además mi bebé odia el chupe. Durante el día no consigue dormir más de 45 minutos seguidos, y para dormirlo hay que q calmarlo, cogido y con ruido blanco porque cuando le entra el sueño sólo llora, y es su padre quien se encarga porque conmigo imposible. Las únicas siestas que hace en condiciones son: en el carrito, en el pañuelo de porteo, que aunque despierte vuelve a dormir, o en la silla del coche. Gracias por tu ayuda. Esther

    • Núria Jorba- Son Soneta
      Posted at 09:20h, 08 enero Responder

      Hola Esther,

      por lo que comentas sí que puede ser la regresión, pero es que además todo lo que explicas es súper esperable y normal! Es un bebé y los bebés necesitan mucho contacto y de nuestra presencia constante, unos más que otros, es verdad, pero la mayoría nos necesitan ahí. Además, las siestas cortas también son indicativas de que es un bebé con unos reflejos de supervivencia normales, estamos diseñados para sobrevivir en la naturaleza, dormir mucho rato seguido de día tan pequeños no es lo habitual, necesitan comer y saber que están a salvo de los depredadores, es instintivo. Así que, adelante que todo marcha bien!

  • Tania González
    Posted at 04:49h, 26 enero Responder

    Hola Nuria. He leído tu post y veo que mi bebé está en plena regresión. Llevamos mes y medio que se despierta cada hora buscando brazos, no consigue enlazar un ciclo con otro. Mi duda es; aprenderá ella sola a ir enlazándolos? Es decir, esto es una fase pasajera? O hasta que no le enseñemos a hacerlo ella se seguirá despertando a cada rato? Muchísimas gracias.

    • Núria Jorba- Son Soneta
      Posted at 10:00h, 26 enero Responder

      Hola Tania,

      sin duda aprenderá, porqué el sueño es evolutivo y no hay ningún niño que no termine durmiendo del tirón. Sí que es verdad que a algunos peques les cuesta más que a otros llegar a dormir cómo los padres y madres necesitamos, y es por eso que a veces intentamos enseñarles cómo hacerlo para que todos podamos descansar mejor y poder seguir con lo que nos pide la sociedad.

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies